in

Ministro de Inmigración quiere eliminar los retrasos en el procesamiento de aplicaciones

Jason Kenney Ministro Inmigración Canadá

Jason Kenney Ministro Inmigración Canadá

El ministro Jason Kenney mantiene su discurso: quieren cambiar el sistema de inmigración de Canadá para hacerlo más flexible, dinámico y, sobre todo, rápido.

De igual forma quiere atacar un problema específico: reducir las largas pilas de aplicaciones que esperan por ser procesadas y dice que no descartaría tomar medidas radicales que podrían perjudicar a los candidatos con menores capacidad.

Pone el caso de Nueva Zelanda, que legisló para borrar los retrasos tomando una acción radical y eligiendo solo las que tenían un perfil que se adecuaba a las necesidades del país.

Durante su participación frente al Economic Club of Canadá, Kenney explicó una vez más el valor de los inmigrantes para el futuro del país y su positivo desarrollo económico, por lo que se hace necesario mejorar las condiciones y los caminos que tienen que transitar los miles de profesionales que llegan al país cada año.

Para el ministro de Inmigración el problema es claro: los inmigrantes profesionales tienen problemas para integrarse al mercado de trabajo, lo que los empuja a una situación de desempleo o subempleo.

Para el Gobierno Federal, esto no es aceptable.

“Los profesionales inmigrantes se han encontrado con grandes barreras para obtener las licencias de sus profesiones, además de los problemas por no tener la experiencia canadiense”, señaló Kenney. “Por eso es que suelen terminar haciendo trabajos para solo poner comida sobre la mesa, como taxistas, como vigilantes, etc.”.

Es por eso que mantienen su compromiso de llevar adelante cambios estructurales al sistema de inmigración con dos metas claras: reducir las largas listas de espera de candidatos a venir a Canadá y mejorar el proceso de integración de los recién llegados al mercado de trabajo.

“Existe una paradoja, Canadá tiene graves problemas de escasez de personal en muchas áreas y en muchas provincias. Y por el otro lado tenemos un sistema de inmigración con tiempos de espera de hasta siete años”, dijo Kenney frente a un grupo de empresario y políticos.

Es por eso que el Gobierno de Stephen Harper está poniendo una gran confianza en el Canadian Experience Class, para muchos el caballo de batalla de Canadá en cuanto a inmigración en la actualidad.

Para el ministro, este plan es vital para lograr introducir a los inmigrantes en los puestos de trabajo vacantes. “Te damos un permiso de trabajo por dos años. Si has trabajado por un año luego de conseguir tu diploma en Canadá, te vamos a invitar a quedarte en el país como residente permanente”.

Este tipo de programas, junto a los cambios que se han ido haciendo en el programa de trabajadores calificados, han permitido revertir en los últimos años la curva descendente relacionada a los resultados económicos de los inmigrantes.

“Ahora, luego de tres años, el promedio de salario de los inmigrantes con grandes calificaciones o que vinieron con una oferta de empleo está en $79.000”, aplaudió el ministro.

Largas listas de espera

Para Jason Kenney el otro problema son los largos tiempos de espera para procesar las aplicaciones de los distintos programas de inmigración.

Es por eso que su ministerio va a realizar numerosos cambios para tratar de reducir las largas pilas de aplicaciones. “Algo está roto y necesita ser arreglado”, dijo Kenney. En la actualidad hay un retraso en el procesamiento de las aplicaciones de alrededor 300.000 casos. Se estima que tardarían hasta 2017 para ponerse al día.

Anunció un programa piloto, que le dará la potestad a las provincias de revisar las aplicaciones y elegir a aquellas que se adecúen a sus necesidades, las cuales serán procesadas con de manera especial.

También se le dará potestad a Inmigración Canadá, con el consentimiento del aplicante, para presentar las aplicaciones a distintas empresas, para ver cuáles candidatos podrían ser contratados de manera inmediata, lo que aceleraría el proceso para muchas personas, las cuales, además, llegarían al país con una oferta de trabajo.

El ministro confirmó que estas medidas se presentarán a lo largo de 2012, aunque la mayoría entrarán en vigencia a partir del próximo año.

Twitter: @PabloJinko – pablo@noticiasmontreal.com

Foto: captura de pantalla CBC

Autor: Pablo A. Ortiz

Fotógrafo, periodista y uno de los fundadores de NM Noticias. Fotógrafo freelance del CF Montréal, Métro y La Converse. Venezolano, canadiense y montrealés.

Ministro de Transportes argentino

Renunció ministro argentino de Transportes abrumado por críticas ante tragedia ferroviaria

Chile: levantan el bloqueo de la región de Aysén tras 23 días