in

Ricardo Lagos, Henrique Cardoso y Felipe Gonzales hablaron en Venezuela de democracia

En los tiempos que las libertades pasan por dificultades, la gente empieza hablar un lenguaje de códigos para comunicarse. Ayer en Venezuela hubo un interesante simposio, tres expresidentes de América hablaron sobre democracia, pero todos no la relacionaron con Venezuela. En cambio los asistentes aplaudían entusiasmados cada cierta ocasión, como es natural. Pero en este caso aplaudían cuando el conferencista decía alguna frase que los asistentes la tomaban como alusiva a Venezuela. Esto es el lenguaje de códigos.

El Universal

No fue fácil que se refirieran directamente a Venezuela. Los tres expresidentes iberoamericanos, Ricardo Lagos, Fernando Henrique Cardoso y Felipe González, hablaron durante dos horas de democracia, izquierda, derecha, militarismo, socialismo e inflación pero se cuidaron de extenderse en la repercusión de tales tópicos sobre este país. Todos desearon la pronta recuperación del presidente Hugo Chávez.

En la rueda de prensa del foro Palabras para Venezuela, organizado por Banesco, el expresidente brasileño, Fernando Henrique Cardoso, abordó el proceso electoral nacional: «Lo que vale es la voluntad del pueblo, que se exprese en las urnas». Una licencia que se permitió luego de que el español Felipe González había afirmado, en tono jocoso, que con los 150 años de experiencia política que acumulaban «no cometerían el error de interferir en los problemas internos de Venezuela».

Minutos antes, al hablar de otro tema, González había repetido en dos oportunidades que «la esencia de la democracia es la aceptabilidad de la derrota».

A continuación, Cardoso tomó la palabra y se permitió una corta reflexión sobre el año electoral que vive el país: «Voy a estar siguiendo (el proceso electoral) confiando en que el pueblo de Venezuela tendrá el sentimiento para hacer lo que es necesario y se mantengan las reglas de libertad y convivencia humana. Eso supone la capacidad de encontrar modos de negociar en el sentido de asegurar al otro su disidencia. Algo va a ocurrir en Venezuela y si hay una votación que sea favorable a un cambio, el mundo va a sostener la votación, y viceversa. Lo que vale es la voluntad del pueblo, que se exprese en las urnas y que sea una voluntad libre… «. El chileno Lagos no se refirió al país.

Luego, a las siete de la noche en la sede principal de Banesco, se inició el evento con unas palabras del anfitrión: el presidente de la entidad bancaria, Juan Carlos Escotet, quien planteó el tema de la responsabilidad de la banca en el desarrollo social del país.

Más tarde y en ese orden, Cardoso, González y Lagos, presentaron sus «Palabras para Venezuela». Aunque en sus discursos hubo pocas menciones al país, las cuatro mil personas presentes, cuando surgía alguna frase que sentían cercana a la realidad venezolana, lo hicieron evidente con sus aplausos.

Foto: eluniversal.com

Foto el Llanero Solitario Johnny Depp Tonto

La primera imagen de la nueva versión del Llanero Solitario, con Johnny Depp como Toro

Montreal Canadiens Vancouver Canucks

Los Canadiens de Montreal sorprenden a los Canucks en el regreso de Andrei Markov