in

España recorta en 16,9% el Presupuesto Público 2012 y congela sueldo de funcionarios

El gobierno español se encuentra entre la presión de los trabajadores –que ayer realizaron una jornada de huelga y manifestaciones– y las presiones de la Comunidad Europea para bajar su déficit de 9,51 %, que lo dejó el gobierno socialista de Zapatero, a 5,3 %.

En este sentido, el gobierno sigue su hoja de ruta. Hoy anunció el recortes del presupuesto público 2012 hasta  16,9%, 27.300 millones de euros. La congelación de sueldos de funcionarios públicos, el aumento de impuestos a las empresas, y el aumento a la electricidad. Pero no aumentará el IVA, que influye directamente en el consumidor.

Abc.es

En Seúl el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, adelantó que el recorte medio de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el ejercicio más complicado de los últimos años, 2012, superaría el 15%, sin tocar partidas como la de las pensiones, y finalmente el recorte medio consignado para los ministerios en el proyecto de ley de las cuentas es de un 16,9%, unos 27.300 millones de euros (equivalente a un 2,5% del PIB), lo que situaría el gasto total de los ministerios en 65.803 millones de euros. Se trata del mayor ajuste de las cuentas en democracia, propio de la enfermedad agónica que atraviesa la economía española y el que el Gobierno calibra como el requerido para cumplir con el ajuste del déficit público del 3,2% para este año.

La austeridad es la seña de identidad del proyecto de ley que han explicado tras la reunión del Consejo de Ministros de este 3o de marzo la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Esa situación «límite» por la que pasan las cuentas públicas exige «esfuerzos y reformas para ajustar el déficit y lograr que se dé la vuelta a la situación y se pueda volver a crecer», en palabras de Sáenz de Santamaría.

Una batería de medidas de consolidación fiscal formó parte del primer tronco de este árbol de ajuste, el aprobado el pasado 30 de diciembre, cuando se decidió subir el IRPF y el IBI y se anunció, asimismo, que el ajuste del gasto inicial sería de 8.900 millones de euros, a través ya del recorte de lo que se gastaban los departamentos del organigrama estatal.

Medidas para grandes males

Bajar del 8,51% del déficit que heredó este Gobierno del anterior (correspondiente al año 2011) al 5,3% comprometido para el presente ejercicio con Bruselas exige un segundo bloque de medidas fiscales importantes, que busca un «ajuste drástico» en las cuentas de los ministerios, según ha desgranado la «número dos» del Gobierno. «Hemos empezado por ajustar las cuentas en casa», ha sido el mensaje lanzado por la ministra portavoz. De este modo, se pretende evitar el desfase de gasto de 90.000 millones de euros que se produjo el año pasado y que disparó el déficit más de dos puntos y medio por encima de lo consignado por el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.

Según ha glosado Sáenz de Santamaría, las medidas que complementan este proyecto de ley de los PGE, que el próximo martes se encargará de defender el titular de Hacienda en el Congreso de los Diputados, son las de la congelación del sueldo de funcionarios, así como el aumento de la plantilla pública, pero se mantienen las prestaciones por desempleo y también las ayudas a estudiantes a través de las becas educativas y el resto del gasto social, como el mantenimiento de la actualización de las pensiones.

Justicia plantea subir entre 50 y 750 euros las tasas judiciales de manera generalizada

El Ejecutivo no sube el IVA, porque no se quiere gravar el consumo, si bien para equilibrar las cuentas y obtener esa vía de ingresos necesaria, sí se incrementa el Impuesto de Sociedades para grandes empresas, con la eliminación de deducciones en esta tasa, y se ajustarán las tasas judiciales (por término general y para cobrar más a los litigantes que recurran un dictamen jurídico en segunda instancia, de modo que se ponga freno al «exceso o abuso» de los recursos). La propuesta del anteproyecto de ley que ha elevado al Consejo gubernamental el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, contempla un aumento generalizado de las tasas judiciales, de entre 50 y 750 euros, con el fin de paliar la saturación de los juzgados y a su vez sufragar la Justicia gratuita. Con esta medida se espera recaudar unos 300 millones de euros y según ha anticipado el ministro Montoro, por todas las partidas de subida de impuestos, el Gobierno confía en abonar a las cuentas públicas 12.314 millones de euros. «El ajuste es muy duro», ha definido el responsable de Hacienda.

Vías de nuevo ingreso

Para esta vía de nuevos ingresos, Sáenz de Santamaría ha indicado que el Gobierno pretende que los Presupuestos incluyan un reparto «equitativo» de los ajustes y los esfuerzos, lo que también afectará a las empresas a las que se aplicará un «programa de regularización fiscal» y repercutirá ese Impuesto de Sociedades.

Otra de las entradas de dinero directo que subsanarán parte del gasto será la aplicación de la subida de la luz. En este punto ha sido el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria quien ha concretado que el Gobierno aplica una subida al recibo de la luz del 7,1% para los usuarios y de un 5% del gasa partir del próximo domingo.

Foto: abc.es

VotoJoven en el Exterior, Consulado de Venezulea en Montreal, registro electoral en Montreal, cifras del registro electoral en Montreal

Sábado 31 de marzo: jornada especial de registro electoral en el Consulado de Venezuela en Vancouver

Panorámica de Montreal

Montreal, las dos ciudades