in

El presidente Santos celebró la entrega de los uniformados pero dijo que «no es suficiente»

Cuando los 10 uniformados devueltos por la guerrilla, volaban de Villavicencio hacia Bogotá, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se dirigió al país en una alocución de pocos minutos. Celebró el acontecimiento pero dijo que «no es suficiente» y recordó que «hay cientos de familias que no tienen ni idea del paradero de sus seres queridos». Y agregó «nosotros y el mundo en general reclaman la libertad de todos los secuestrados». Más tarde el presidente recibió a los liberados.

Abc.es

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, celebró las liberaciones de diez policías y militares por la guerrilla de las FARC pero dijo que si bien es un gesto importante, «no es suficiente», al recordar que quedan cientos de civiles todavía cautivos en este país. «Es un gesto que valoramos en toda su dimensión, es un paso importante, es un paso en la dirección correcta, un paso muy importante, pero como dijimos cuando se hizo el anuncio oficial, que espero que cumplan, no es suficiente», afirmó Santos en un mensaje televisado a la nación.

El presidente colombiano aplaudió «los compromisos de las FARC de no volver a secuestrar», en alusión al anuncio que hizo la guerrilla el pasado 26 de febrero, pero recordó que todavía siguen cautivos cientos de civiles de los que no se conoce su paradero.

«Hay cientos de familias que no tienen ni idea del paradero de sus seres queridos»

Santos comentó que este lunes, cuando salió a almorzar, una señora, funcionaria de la Alcaldía de Bogotá, le abordó para contarle que «no sabe de su esposo que fue secuestrado por la guerrilla hace 13 años» y agregó que «como ella hay cientos de familias que no saben, que no tienen ni idea del paradero de sus seres queridos». «Por eso no basta, hay que liberar a los secuestrados civiles y hay que dar cuenta a sus familias de cada uno de ellos», agregó.

Y es que, según la Fundación País Libre, una organización no gubernamental que hace desde años un registro de los casos de secuestro en Colombia, en este país quedan más de 400 civiles privados de libertad por grupos armados ilegales.

«Nosotros y el mundo en general reclama la libertad de todos los secuestrados», insistió Santos, para después dejar claro que si bien agradece las ofertas que le han llegado tanto de dentro del país como del exterior para contribuir en la resolución del conflicto armado, «la paz es un asunto de Colombia, que vamos a resolver nosotros, los colombianos».

«Que nadie se equivoque, que el Gobierno tiene una política que es enfrentar a los violentos, con toda su dureza, con toda la efectividad, y vamos a trabajar en eso», agregó. Santos, de esta manera, hizo una velada alusión a los últimos operativos militares que en las últimas semanas han acabado la vida con unos 70 guerrilleros en bombardeos y ofensivas.

Foto: elespectador.com

Vientos huracanados azotan Japón, alerta de tornados y posibles oleajes de hasta 10 metros

Rafael Correa confirmó que no asistirá a la Cumbre de Las Américas