in

A pesar de la presencia de la ONU en territorio sirio el régimen provoca 89 muertos

A pesar de que en Siria se encuentra en estos momentos una comisión de la ONU, el régimen continúa atacando a sus enemigos. Hoy el número de víctimas por esos ataques alcanzó la cifra de 89 muertos, según miembros del Consejo Nacional Sirio.

El mismo embajador de Estados Unidos en Siria, que cerró la embajada en ese país, alertó los falsos movimientos que hace el régimen de Bashar al Assad. En efecto, el gobierno ha retirado alguna fuerzas, pero «mantiene sus unidades de artillería cerca de las áreas residenciales, desde donde pueden efectuar disparos sobre ellas», dijo.

El Mundo.es

El embajador de EEUU en Siria, Robert Ford, ha publicado en su perfil en la red social Facebook varias fotos en las que verifica que las fuerzas de seguridad del régimen de Bashar al Assad continúan la represión, ignorando el plan de seis puntos trazado por el mediador de la ONU y la Liga Árabe en Siria, Kofi Annan. La violencia se ha cobrado durante la jornada la vida de al menos otras 89 personas.

«Hemos visto informaciones sobre que el régimen de al Assad había comenzado a replegar los soldados y sus fuerzas militares de las ciudades sirias y las áreas civiles. Os facilitamos algunas imágenes que ilustran nuestras conclusiones sobre este aspecto», sentencia Ford.

En primera instancia, Ford destaca que «el Gobierno sirio ha retirado algunas fuerzas«, como en la localidad de Dael, en la provincia de Daraa (norte) y en Taftanaz, en la provincia de Idlib (noroeste), «después de varios días de ataques contra dichas ciudades».

Sin embargo, el embajador de Estados Unidos en Siria, ahora en Washington, después de que fuera retirado a causa del recrudecimiento de la violencia en el país, denuncia que las autoridades «simplemente han movido algunos vehículos armados» fuera de la localidad de Zirdana, próxima a Taftanaz.

Máxime, en Homs (oeste) y Zabadani (suroeste), Ford indica que «el Gobierno sirio mantiene sus unidades de artillería cerca de las áreas residenciales, desde donde pueden efectuar disparos sobre ellas».

Al menos 89 personas, entre ellas cinco menores y tres mujeres, murieron hoy por la represión del régimen de Bachar al Asad en distintos puntos de Siria, pese a la visita de un equipo de observadores de la ONU, según los opositores Comités de Coordinación Local. El grupo destacó que al menos 53 personas perdieron la vida en la provincia de Hama, la mayoría en la localidad de Latmaneh, en «una matanza» cometida por las fuerzas gubernamentales.

El portavoz de los Comités, Emad Hosari, miembro del Consejo Nacional Sirio, la principal agrupación opositora, dijo a Efe que al menos 41 personas perecieron en Latmaneh «por el fuerte bombardeo de la artillería» del régimen.

Tras el bombardeo, que causó el derrumbe de varias viviendas con sus moradores dentro, irrumpieron grupos de «shabiha» (matones) en la localidad. Los Comités agregaron que al menos veinte personas perdieron la vida en Homs (centro), la mayoría en el barrio de Dir Baalbe en la capital homónima de la provincia; trece en la periferia de la Alepo (norte); y uno en Deraa (sur) y en Duma, en los alrededores de Damasco.

Mientras, la ciudad de Al Rastan, en la provincia de Homs, es hoy escenario de violentos enfrentamientos entre las fuerzas armadas y el opositor Ejército Sirio Libre (ELS), reveló a Efe su «número dos», Malek Kurdi. Ayer, 52 personas perecieron en Siria, la mayoría en Homs, en un nuevo viernes de protestas, según el último recuento de los Comités.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, precisamente, ha condenado este sábado la escalada de la violencia de los últimos días, cuyo saldo mortal se eleva a más de 150 víctimas, según la oposición, y ha sostenido que Siria está violando el pacto auspiciado por Annan al no replegar sus tropas de los núcleos urbanos.

«En ausencia de periodistas independientes», recalca Ford, «Estados Unidos y otros gobiernos tienen otros medios, incluidos los satélites que tomaron dichas imágenes, para verificar el compromiso del régimen o la falta de él». «El régimen y el pueblo sirio han de saber que les estamos viendo. El régimen no puede esconder la verdad. Urgimos fuertemente al régimen de al Assad a que permita la entrada de una misión de observadores de la ONU para realizar unas labores efectivas e independientes de verificación», apostilla Ford en este link.

El pasado jueves, el Consejo de Seguridad de la ONU consensuó por primera vez apoyar el plan de Annan que, entre otras cosas, exige el cese inmediato de toda la violencia y la vulneración de los derechos fundamentales, facilite el acceso de ayuda humanitaria y una transición política, así como un repliegue de las tropas y de las milicias gubernamentales como las ‘shabiha’ con fecha límite el 10 de abril.

Foto: elmundo.es 

Rogers, contrato con Rogers, tv, cable, Internet de Rogers, Canada

Contratos de Rogers son legalmente cuestionables según abogado experto

Gobierno de facto de Malí cede y entregará el poder