in

Asciende a 21 el total de fallecidos por «Sandy» en el Caribe. El huracán se dirige a Bahamas y Florida

Actualizado – 10:49 am – El número de víctimas mortales del huracán Sandy, aumentó en Haití, de tres a nueve personas, los cuales sumados a una de Jamaica y 11 de Cuba, da un total de 21 muertos en lo que va de su paso por el Caribe.

Sandy está pasando sobre Bahamas y Florida, que permanecen en alerta. Se estima que ha bajado un poco su velocidad. Pero se teme que de superar el paso por la Bahamas, pueda tocar tierra en los estados norteamericanos de Nueva Jersey, Nueva York, Connecticut, Rhode Island y Maine, entre otros.

El despacho de EFE

El huracán «Sandy» ha causado al menos 21 muertos a su paso por Haití, Jamaica y Cuba, donde aún se registran fuertes lluvias y deslizamientos, en República Dominicana unas 12.581 personas fueron evacuadas, mientras que las Bahamas y la Florida (EE.UU.) permanecen en alerta.

«Sandy» se mantiene como un ciclón de categoría dos, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. en su boletín de las 00.00 GMT, en el que detalla, además, que perdió algo de intensidad en su recorrido por las Bahamas al bajar sus vientos máximos sostenidos a 160 kilómetros por hora.

El décimo huracán de la temporada del Atlántico está localizado cerca de la latitud 24,8 grados norte y longitud 75,8 grados norte, a 55 kilómetros al sureste de Eleuthera y a 170 kilómetros al este de Nassau, en Bahamas.

Los meteorólogos esperan que se debilite en las próximas 48 horas, «pero que permanezca como huracán en los próximos dos días».

Está vigente un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) para Bahamas y uno de tormenta tropical para la costa este de Florida, hasta Flagler Beach.

En las islas Bahamas colegios públicos, edificios oficiales y aeropuertos permanecen cerrados, y negocios y tiendas particulares también han optado por no abrir hoy sus puertas después de que las autoridades locales ordenaran ultimar los preparativos para hacer frente a este huracán.

Por otro lado, la costa este de Florida (EE.UU.) también está en alerta y el sur sufre desde esta mañana intensas lluvias, rachas de viento, cortes puntuales del suministro eléctrico, inundaciones aisladas y una intensa marejada.

En gran parte de la costa este de Florida se han cancelado las clases del viernes, se ha pedido a los dueños de embarcaciones de recreo que se abstengan de salir al mar y los grandes barcos cruceros que tienen allí su puerto de salida y llegada observan con atención la evolución del temporal.

Sin embargo, lo que más preocupa en EE.UU. no es Florida, sino los estados del norte de la costa este, ya que se prevé que una vez el frente supere las Bahamas continúe su potente desplazamiento hacia el norte, con lo que podría tocar tierra, en forma de tormenta tropical, en algún punto de los estados de Nueva Jersey, Nueva York, Connecticut, Rhode Island y Maine, entre otros.

En Cuba, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil informó esta noche del fallecimiento de once personas, entre ellas un bebé de cuatro meses. Nueve de las víctimas residían en la provincia de Santiago de Cuba y dos en Guantánamo.

El huracán «Sandy» llegó esta madrugada a la isla y azotó durante unas cinco horas el este del país provocando intensas lluvias y vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora que alcanzaron rachas de 190 en algunos puntos.

«Sandy» afectó sobre todo a las provincias de Santiago de Cuba y Holguín, donde según diversas fuentes la destrucción es «enorme».

El presidente de Cuba, Raúl Castro, se ha mantenido en contacto telefónico con las autoridades locales de las provincias afectadas y anunció que en las próximas horas visitará la región.

Diversos reportes de medios locales, periodistas y blogueros indicaron que en Santiago hay cientos de derrumbes totales o parciales, destrozos en la cristalería de edificios altos y tiendas, y daños generales en instalaciones turísticas, culturales y educativas.

En Holguín, tercera provincia más poblada del país, se estima que «Sandy» es el huracán que mayores daños ha causado desde el paso de «Ike» en 2008, con destrozos en viviendas y cortes eléctricos y telefónicos.

Entre las localidades con situación más «crítica» están Mayarí, Banes, Antilla, Urbano Noris, Cueto y Holguín, la capital provincial.

En Haití, el primer ministro, Laurent Lamothe, confirmó hoy la muerte de nueve personas y anunció que el Gobierno va a desembolsar 5 millones de dólares dentro de las próximas 48 horas para hacer frente a las urgencias causadas por las lluvias e inundaciones de «Sandy».

La Dirección de la Protección Civil informó, por su parte, que 1.372 casas resultaron destruidas en las regiones del sur del país, especialmente sobre las litorales, mientras que 5.665 personas se encuentran en refugios provisionales.

En República Dominicana 12.581 personas han sido desplazadas, 1.149 viviendas resultaron afectadas a causa de las torrenciales lluvias, hay cortes en el suministro eléctrico y se suspendieron las clases en la mayoría del país.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) precisó que 104 comunidades se encuentran incomunicadas, entre estas 52 ubicadas en la provincia de Azua (sur).

El organismo manifestó, además, que el número de provincias en alerta máxima se elevó a 14 y el de las ubicadas en alerta amarilla a 12.

Igualmente, en Jamaica una persona murió este jueves como consecuencia de las lluvias y los deslizamientos de tierra.

Fotos: Ap / afp

Mas temprano 

11h 48.- Ultima hora:

Las autoridades de Defensa Civil de Cuba informaron recientemente que «a pesar de las medidas de protección previstas» el paso del huracán Sandy cobró 11 vidas en la isla; nueve de ellas residentes de Santiago y 2 de Guantánamo.

Este número de muertos se viene agregar a los cuatro de Haití y Jamaica, ocurridos más temprano, con lo cual ya son 15 los muertos ocasionados por Sandy a su paso por el Caribe.

Más temprano

El huracán Sandy tocó tierra ayer y permaneció hasta hace poco en suelo cubano, donde golpeó con fuerza las zonas de Niquero, en la provincia de Granma, Guantánamo y Santiago de Cuba. En Siboney, las olas llegaron hasta 10 metros sobre el malecón. Pero lo daños fueron solo materiales.

En cambio en Haití, el paso de Sandy cobró tres víctimas y en una en Jamaica.

Hoy Sandy partió hacia las Bahamas.

El País

El huracán Sandy se dirigía este jueves hacia las Bahamas después de haber causado importantes daños materiales en la noche del miércoles al jueves en Cuba y dejado al menos cuatro víctimas mortales en el Caribe, tres al sur de Haití y una en Jamaica.

Sandy tocó tierra en el oriente cubano, para salir cinco horas después por el norte de la provincia de Holguín, con vientos máximos sostenidos de alrededor de 175 kilómetros que provocaron serios daños en varias localidades. El huracán tenía categoría 2 (de 5) en la escala Saffir-Simpson cuando llegó al país, lo cual hizo más severo su impacto sobre Santiago de Cuba, la segunda ciudad más poblada.

Debido a su rápida transformación de tormenta tropical a huracán, fueron evacuados unos 55.000 vecinos de la provincia de Santiago. Desde el miércoles estaban en alarma las provincias de Santiago de Cuba, las Tunas, Holguín, Granma y Guantánamo, aunque la fuerza de los vientos y la intensidad de las lluvias causaron grandes destrozos en la parte más oriental de la Isla.

El portal oficialista Cubadebate ha informado de que las olas en Siboney, en Santiago de Cuba, llegaron a “nueve o diez metros de altura, por encima del malecón”, y que las aguas penetraron “hasta 35 metros tierra adentro”. Niquero, en la provincia Granma, mostraba el jueves una gran acumulación de agua en sus calles, mientras los vecinos trataban de salvar los electrodomésticos, colchones y a sus animales de corral.

Santiago de Cuba está entre las zonas más afectadas por los fuertes vientos y las lluvias. Desplome de viviendas, derrumbes parciales, buena parte del tendido eléctrico en el suelo y árboles arrancados de raíz conforman el escenario que encontraron los santiagueros el jueves al amanecer. La cúpula de la Catedral también habría recibido serios daños, según varios residentes. Los más ancianos moradores de Santiago de Cuba aseguran que no se veía un destrozo así desde los provocados por el ciclón Flora en el año 1963. El Flora estuvo azotando por varios días el oriente cubano y sus vientos e intensas lluvias dejaron más de mil víctimas. Su recuerdo aún estremece a quienes lo vivieron.

Fotos: cubadebate.cu

Ultima hora NM

Evacúan la Embajada de Canadá en Washington por un sobre sospechoso

Jean Francois Lisee

Jean-Francois Lisée: «Justin Trudeau no comprende el debate de los idiomas en Quebec»