in

Israel continúa atacando la Franja de Gaza mientras Hamás lanza dos misiles hacia Tel Aviv

Las fuerzas militares de Israel mantienen su ofensiva contra el territorio palestino, mientras que Hamás ha respondido lanzando dos misiles más hacia Tel Aviv. La tensión en la franja de Gaza sigue creciendo.

Las baterías antiaéreas lograron destruir uno de los misiles antes que impacte en tierra. El otro golpeó a las afueras de la capital israelí sin mayores daños.

Se estima que desde el inicio de la ofensiva han muerto unas 39 personas, la mayoría del campo palestino y hay unos 280 heridos.

El jefe de Hamás, Khaled Mechaal se encuentra hoy en El Cairo, Egipto, para discutir con las autoridades de ese país la posibilidad de un cese al fuego. Mechaal aprovechará también para entrevistarse con el primer ministro turco Tayyip Erdogan.

Erdogan ha sido particularmente crítico con Israel y ha pedido a ese país que «rinda cuentas» de «la masacre» de Gaza.

Informe de Reuters:

Los ministros israelíes autorizaron tarde el viernes la movilización de 75.000 reservistas, preparando el terreno para una posible invasión a Gaza después de que milicianos palestinos lanzaran un cohete a Jerusalén por primera vez en décadas y dispararan contra Tel Aviv por segundo día seguido.

Los ataques con cohetes fueron un desafío a la ofensiva de Israel en Gaza y se produjeron horas después de que el primer ministro egipcio, denunciando lo que calificó como una agresión del Estado judío, visitara la Franja de Gaza y dijera que su país estaba dispuesto a mediar en el conflicto.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, reunió a sus ministros en Tel Aviv tras los ataques de cohetes para decidir sobre una ampliación de la campaña en Gaza.

Fuentes políticas dijeron que se pidió a los ministros que aprobaran la movilización de hasta 75.000 reservistas, en lo que podría ser un preparativo para una operación en tierra. La medida no significa que necesariamente todos los reservistas serán llamados a servicio.

Horas antes, el primer ministro egipcio, Hisham Kandil, llegó a Gaza para expresar su solidaridad con el pueblo palestino y dijo que El Cairo estaba listo para mediar una tregua.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló el viernes con Netanyahu y con el presidente egipcio, Mohamed Mursi, informó la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense elogió los esfuerzos de Egipto por ayudar a calmar la violencia en Gaza durante una conversación telefónica con Mursi y remarcó su esperanza de restaurar la estabilidad.

Por otra parte, Obama discutió con Netanyahu opciones para bajar los niveles de tensión y «reiteró el apoyo estadounidense al derecho de Israel de defenderse y expresó pesar por la pérdida de vidas de civiles israelíes y palestinos», según un comunicado sobre la conversación entre ambos.

Israel comenzó los bombardeos a Gaza el miércoles, en un ataque que dejó muerto al jefe militar de Hamas. Dice que su campaña es en respuesta a los misiles que el grupo palestino lanzó a su territorio. Hamas redobló los lanzamientos de cohetes en respuesta.

La policía israelí dijo el viernes que un cohete lanzado desde Gaza cayó en la zona de Jerusalén, fuera de la ciudad.

Este fue el primer cohete lanzado por palestinos que impacta cerca de la Ciudad Sagrada desde 1970.

Cohetes lanzados desde Gaza estuvieron cerca de golpear Tel Aviv por primera vez desde la Guerra del Golfo en 1991. Las sirenas antiaéreas sonaron el viernes cuando el centro comercial se vio amenazado de nuevo. Los conductores se protegieron junto a sus coches, muchos con las manos sobre la cabeza, mientras los peatones buscaban refugio en las escaleras de los edificios.

Hasta ahora, los ataques a Jerusalén y Tel Aviv no han dejado daños ni víctimas, pero podría ser un veneno político para Netanyahu, favorito para ganar la reelección en enero debido a su capacidad para garantizar la seguridad.

«Las fuerzas de Defensa de Israel seguirán atacando a Hamas y están listas para extender las acciones dentro de Gaza«, dijo Netanyahu antes de los ataques con cohetes a las dos ciudades.

Al ser consultado sobre una posible invasión de Israel a Gaza, el portavoz de Hamas Sami Abu Zuhri dijo: «Los israelíes deberían estar al tanto de los graves resultados y deberían traer sus bolsas para cuerpos».

Funcionarios en Gaza dijeron que 29 palestinos han muerto en el enclave desde que Israel comenzó su ofensiva aérea. Entre los fallecidos hay 13 milicianos y 16 civiles, incluyendo ocho niños y una mujer embarazada. Un cohete mató el jueves a tres israelíes.

Una fuente de Hamas dijo que la fuerza aérea israelí lanzó un ataque sobre la casa de un comandante de Hamas en el sur de Gaza que provocó la muerte de dos civiles, uno de ellos un niño.

Foto: captura de pantalla rtve.es

Mueren al menos 49 niños en un choque entre un tren y un autobús escolar en Egipto

Familia Camacho

Deportación de la familia Camacho: «Jamás pensé que Canadá les cerraría las puertas»