in

Pocas zonas del país vivirán este año una «Blanca Navidad», según Environment Canada

Blanca Navidad

Blanca Navidad

Despertar con una «Blanca Navidad» será más bien un sueño este año, si se toman en cuenta las previsiones de Environment Canada para el 25 de diciembre.

El organismo está previendo, sin ánimos de ser el grinch, que la posibilidad de que haya nieve en Canadá ese día es algo baja.

David Phillips, meteorólogo de Environment Canada, indció que “el querer una Blanca Navidad es una de las cosas que más une a los canadienses”.

“Queremos eso ese día para entrar en ambiente. Es como tener pavo y juguetes. Es parte de la celebración de Navidad”.

Pero la realidad, reseña La Presse Canadienne, es que solo un cuarto de la población verá ese deseo convertirse en realidad, especialmente los que están en Alberta, Saskatchewan o Manitoba.

“Hay algunas áreas del país que ya lo alcanzaron. Nuestro oeste no solo estará pintado de blanco para Navidad sino hasta Semana Santa. Están ‘enterrados’ en nieve”, agregó el experto.

Terranova, partes de Nuevo Brunswick y de la Isla del Príncipe Eduardo también tienen chance de tener una Navidad con nieve y hasta los que viven en Ottawa, Sault Ste-Marie, Quebec City y Montreal.

Pero para aquellos que viven en casi todas las regiones de Ontario, Columbia Británica y otros lugares, Phillips sugirió que será mejor que se preparen para ver un juego de fútbol, que para salir a disfrutar de la nieve.

Environment Canada define como una «Blanca Navidad» cuando hay al menos 2 cm de nieve en el piso en la mañana del 25 de diciembre.

De acuerdo con estadísticas de la agencia, las posiblidades de tener una Navidad con nieve han ido cayendo, año tras año.

“Hemos tenido esta reputación. Somos conocidos como The Cold White North. Pero no creo que lo seamos como alguna vez lo fuimos”, dijo. “El invierno no es lo que solía ser”.

De hecho, en las décadas de los sesenta, setenta y ochenta, había 80% de probabilidades de tener una tormenta de nieve el día de Navidad.

En los últimos 20 años, esas probabilidades han caído hasta 65%, según la agencia.

Esto se evidencia en Toronto, ciudad en la que no ha habido nieve en las calles el día de Navidad desde el 25 de diciembre de 2008. Ese invierno, partes del sur de Ontario fueron afectadas por tormentas invernales que trajeron fuertes vientos y caída de nieve cercana a niveles récord.

El cambio climático parece ser el gran responsable de toda esta realidad.

“La lección aquí es: disfrútelo, porque en algún momento en el futuro, será más difícil hacer este sueño realidad. Sabemos quel el futuro será más ‘caluroso’ y con menos nieve”, concluyó.

Foto: Laura Bolívar

Masa enardecida lanza piedras al presidente de Túnez

Policia de Montreal SPVM patrulla

Un hombre resultó herido de bala esta mañana en Ahuntsic