in

Polémica campaña: bar de «strippers» de Ottawa ofrece baile a cambio de juguetes para los niños necesitados

Striptease Bar Ottawa Juguetes Navidad

Striptease Bar Ottawa Juguetes Navidad

Un bar de striptease de Ottawa lanzó una campaña de beneficencia que no está siendo muy bien vista por todos. El local está recaudando juguetes para los niños necesitados a cambio de bailes privados.

La cadena Radio-Canada publicó un reportaje sobre la particular campaña de beneficencia, la cual ha divido las opiniones de los habitantes de la región capital del país.

Desde hace varios días y hasta el 22 de diciembre, los clientes que lleven juguetes nuevos para distintos organismos de ayuda a los niños necesitados, recibirán de alguna de las bailarinas un show privado en su mesa. De igual forma, la bailarina no cobra la acostumbrada propina de $20.

Si bien muchos han levantado críticas por la campaña del bar por Navidad, sus propietarios dicen que hasta ahora han logrado recaudar más de 80 juguetes nuevos, los cuales están siendo repartidos entre distintas organizaciones caritativas.

Sin embargo, el impacto mediático de la peculiar campaña ha asustado a muchos de los organismos que habían llegado a un acuerdo con el bar de Ottawa. Según  relata Radio-Canada, varios han decidido abandonar el plan, mientras otros, como el Salvation Army de la región, prefirió no hablar con los medios sobre la polémica forma de recaudar donaciones.

La propietaria del bar, Carmen Bentivoglio, dice entender que su plan genere críticas, pero asegura que lo único que buscan es darle algo a los más necesitados y que muchos de sus clientes han aprobado la medida.

A pesar de las críticas, los dueños del bar dicen que esperan seguir con la campaña el próximo año e incluso esperan que más bares de strippers se unan a la causa.

Foto: Captura de pantalla – Radio-Canada

Barack Obama Tragedia Connecticut

Tiroteo de Connecticut: Obama dice que «para terminar con estas tragedias tenemos que cambiar»

Mujer Silueta - Flickr

Las medidas de austeridad castigan más a las mujeres, según la OCDE