in

Después de 20 años de gira mundial Saltimbanco regresa a casa para decir «au revoir»

Si alguna vez han entrado en el universo creativo del Cirque du Soleil, sabrán que es un lugar lleno de intoxicación mística donde la imaginación no conoce límites y el circo se encuentra con lo abstracto. Toda una experiencia para los espectadores al igual que para la tropa de bailarines, atletas y demás miembros del equipo, quienes han audicionado y pasado duras pruebas para cumplir el sueño de ser embajadores del maravilloso cosmos de fantasía y surrealismo que lleva la compañía en sus giras alrededor del mundo. 

Cumpliendo con la tradición de cerrar el año con un espectáculo en diferentes ciudades del mundo, la compañía Cirque du Soleil trae a Montreal uno de sus shows más antiguos para regresar a casa después de 20 años de gira por 48 países: Saltimbanco. Del 19 al 30 de diciembre, los habitantes y visitantes de la ciudad, podrán disfrutar de las últimas presentaciones de esta jovial pieza que ha seducido a lo largo de su trayectoria a 14 millones de espectadores. 

Hoy, el nombre Cirque du Soleil es conocido alrededor del mundo gracias a su propuesta innovadora en materia circense, la cual se ha ido refinando gracias a sus 28 años de trayectoria mundial, pero lo que tal vez muchos no saben, es que como muchas empresas, este proyecto nació con escasos recursos batallando con preconceptos de lo que debía ser un circo.

Todo comenzó en Baie-Saint-Paul, un pequeño pueblo cerca de la ciudad de Québec a principio de los ochenta, cuando un grupo de teatro callejero llamado “La Baie-Saint Paul Stiltwalkers” quienes luego tomarían el nombre de “the High Heels Club” comenzaba a causar agrado, intriga y asombro al deambular por las calles en zancos, cantando, bailando y tocando instrumentos musicales.

Pero ya para 1984, Guy Laliberté -uno de los integrantes del mencionado grupo de teatro callejero- comienza a soñar en grande y decide, junto con otros miembros, darle el nombre de Cirque du Soleil a su innovadora propuesta en materia circense, estrenada en el aniversario número 450 del descubrimiento de Canadá celebrado en la ciudad de Quebec. 

Esta compañía nacida en la Belle Province es uno de los orgullos más significativos con proyección internacional con los que cuenta la provincia y el país. Un sueño que comenzó apenas con 73 empleados con la expectativa de ser un circo de Quebec que viajara por el mundo y que hoy, se ha convertido en la compañía circense más reconocida a nivel mundial, con 5.000 empleados incluidos más de 1.300 artistas, brindando empleos en más de 100 ramas diferentes, con más 100 millones de espectadores que han visto al menos uno de los 21 shows con los que cuenta desde 1984.

Ahora bien, volvemos a la clausura del show Saltimbanco en el Centre Bell de la ciudad de Montreal. Este espectáculo no es una excepción de las cualidades que describen el performance de la compañía circense más grande y reconocida del mundo. Concebido para cautivar y hacer posible lo que parece imposible, en sus 10 actos donde participan 51 artistas de más de 20 nacionalidades, este show hace galas de ejercicios de equilibrio con elásticos que desafían la gravedad, malabarismos, columpios rusos, bicicletas acrobáticas y por supuesto, divertidos payasos quienes armonizan con espectaculares vestuarios, iluminación increíble, encanto, música y magia.

Saltimbanco, del italiano «saltare in banco» que significa literalmente «saltar en un banco», es una encantadora y a la vez moderna obra que explora la experiencia urbana en sus múltiples formas. En medio de caos, calma, proezas y poesía, Saltimbanco invita al espectador a un viaje alegórico y acrobático al corazón de la ciudad. Con su vocabulario visual definitivamente barroco, el eclecticismo del elenco de personajes lleva al espectador a un mundo onírico, a una ciudad imaginaria donde la diversidad es un motivo de esperanza. 

En materia de acrobacias sorprendentes vale la pena destacar el acto de los postes chinos donde acróbatas con trajes ajustados y coloridos suben y bajan de los tubos sosteniéndose básicamente con la fuerza abdominal para simular el movimiento frenético de reptiles desplazándose de árbol en árbol. Por otra parte, la contorsionista Ariunsanaa Bataa, hace un truco que particularmente impresionó a la audiencia sosteniendo el peso de todo su cuerpo sólo de una especie de boquilla en su boca mientras hacía equilibrio sobre bastones.

Dentro de la tropa de personajes, y a pesar de que los atletas y trapecistas son quienes por lo general se roban los mayores “¡wao!” de los espectadores, sin duda, son los payasos aquellos que se llevan el protagonismo en materia de risas colectivas en los espectáculos del Cirque du Soleil. En Saltimbanco, el payaso protagonista que representa al niño que todos llevamos dentro es Eddie, personaje que busca aventuras en su imaginación y aparentemente, el único en la obra capaz de transitar sin problemas entre nuestro mundo (el real) y el mundo de fantasías de Saltimbanco.

Pero aunque a Eddie, como a todos los niños ,le guste pensar que viaja solo, la verdad es que Saltimbanco muestra cómo para viajar entre dos mundos es necesario contar con una serie de guardianes guías y figuras de autoridad. Entre ellas, su guardián “the dreamer” o en español “El dormilón”, quien desearía tener más tiempo para hacerle honor a su nombre. “El Baron”, guía oficial en el mundo de Saltimbanco, es eterno, atemporal y cree que tiene autoridad cuando en realidad es el rey de los tontos alma de las fiestas barrocas. Queriendo hacerle competencia al Baron se encuentra “The Ringmaster” o “El jefe de pista”, personaje gordito de traje amarillo, chaleco verde y capa quien trata también de ser guía de Saltimbanco e imita a su divertido modo, las acrobacias más impactantes de la obra robándose el show con su sonrisa y encanto natural.

Datos interesantes sobre el “behind the scenes” de las presentaciones del Cirque du Soleil

  • Los trajes se fabrican en Montreal donde se encuentra la sede principal y más de 300 artesanos trabajan en los talleres de disfraces.
  • Los artistas se maquillan ellos mismos. Reciben un libro que contiene en detalle paso a paso el procedimiento junto con imágenes para ayudarles a completar su maquillaje, el cual les toma alrededor de 90 minutos.
  • La mayoría de los artistas tienen de tres a cinco trajes cada uno, que pueden incluir hasta 12 piezas individuales. Se requieren más de 80 diferentes tipos de botones para mantener la resistencia del vestuario.
  • Los equipos necesarios para cada show pesan alrededor de 180 toneladas (360.000 libras).
  • El tour viaja con sus propias lavadoras y usa detergentes biodegradables.
  • Para cada espectáculo se fabrican más de 250 pares de zapatos hechos a la medida. Aquellos diseñados para el acto del poste chino se vuelven a pintar a mano antes de cada presentación.
  • El equipo técnico está formado por 20 técnicos especializados y 12 conductores de camiones.
  • Alrededor de 140 personas son contratadas como mano de obra local en cada ciudad para configurar y cargar el set up de la arena.
  • Los empleados y artistas del Cirque du Soleil representan alrededor de 50 nacionalidades y hablan 25 idiomas.
  • De los  5.000 empleados de la compañía, 2.000 se encuentran trabajando en la ciudad de Montreal en más de 100 tipos de ocupaciones diferentes. 

Si todavía no han entrado en el universo creativo del Cirque du Soleil o si por el contrario, forman parte de los fieles seguidores de la compañía de reclutamiento más grande del mundo, no pueden dejar pasar la oportunidad de despedirte de Saltimbanco en el Centre Bell de la ciudad de Montreal hasta el 30 de diciembre.

Para mayor información sobre boletos a la venta y horarios visita: www.cirquedusoleil.com o www.evenko.ca

Foto: Captura de pantalla – YouTube / Cirque du Soleil

Autor: Sofia Carrero

Socióloga y fotógrafa venezolana radicada en Montreal. Ha trabajado en diversos medios de comunicación de Montreal, América Latina y en investigación de recursos ambientales. Su pasión por las artes y la comunicación, combinada con sus inquietudes sociales, hacen de ella una profesional integral implicada y testigo de su generación.

Cascanueces Grand Ballets Canadiens de Montréal

En fotos: El Cascanueces de «Les Grands Ballets Canadiens de Montréal»

Nuevo bombardeo en Siria deja 20 muertos, al tiempo que un general deserta del Ejército