in

«No soy un monstruo», aseveró Ariel Castro minutos antes de conocer su sentencia

Ariel Castro

Ariel Castro

Ariel Castro, quien se dijo culpable por el secuestro de tres mujeres en su casa de Cleveland durante 10 años, se defendió aseverando que no es un “monstruo”, minutos antes de que el juez encargado del caso le anunciara su pena: cadena perpetua sin posibilidad de liberación, más 1.000 años adicionales.

“Soy dependiente de la pornografía y soy impulsivo”, afirmó Castro en la audiencia destinada a dar a conocer su sentencia. “No soy un monstruo”.

Luego de haber negado ser el responsable de casi todos los crímenes que fueron presentados en su contra –sobre los cuales ya había dicho que era culpable-, pidió perdón a sus víctimas y a los familiares de éstas.

Durante su testimonio, Castro aseveró en varias oportunidades que no es una persona violenta. “Jamás les pegué. Jamás las torturé”, aseveró.

Una de sus víctimas, Michelle Knight, de 32 años de edad, estuvo presente en la audiencia. Dijo que ella había “vivido en un infierno durante 11 años y que su infierno (el de Castro) apenas comenzaba”.

Las autoridades han dicho que Knight, la primera de las damas en ser secuestradas, fue la que más sufrió agresiones físicas durante su largo cautiverio.

Las otras dos mujeres, Amanda Berry, de 27 años de edad, y Gina DeJesus, de 23 años de edad, no asistieron a la audiencia este jueves.

Cabe recordar que estas tres jóvenes fueron secuestradas en tres momentos distintos, cuando tenían, respectivamente, 20,16 y 14 años. Durante su secuestro, fueron encadenadas, golpeadas y violadas en varias oportunidades. Berry tiene una niña de 6 años de edad que nació en cautiverio. Análisis de ADN confirmaron que Castro es su padre.

En la corte se presentó este jueves una réplica de la casa de Ariel Castro para ilustrar cómo las mujeres fueron aisladas entre ellas durante su secuestro.

El agente Andrew Burke, de la Policía Federal estadounidense, indicó que la puerta delantera de la residencia estaba equipada de un sistema de alarma improvisado y que cortinas gruesas camuflaban la segunda puerta.

La agente Barbara Johnson,  de la Policía de Cleveland, fue una de las primeras agentes que entraron en la casa luego de que una de las secuestradas lograra pedir ayuda. Afirmó que vio a las tres jóvenes pálidas y delgadas. Contó que Michelle Knight se lanzó literalmente en sus brazos.

El exconductor de autobús, de 53 años de edad, se dijo culpable a 937 acusaciones, entre ellas, intento de homicidio, secuestro y violación. Su reconocimiento le permitió escapar de la pena capital.

Foto: Captura de pantalla / YouTube

Baird Holguín Colombia

Baird en Latinoamérica: Canadá apoyará a civiles afectados por conflicto armado en Colombia

diputados-uruguayos-aprueban-legalizacion-de-la-marihuana

Cámara de Diputados de Uruguay aprueba la legalización de la marihuana