in ,

Las directivas médicas anticipadas (segunda parte)

mano hospital
Foto: Flickr - basheem (CC)

La nueva ley sobre los cuidados concernientes al fin de la vida, ha previsto la posibilidad de dejar por escrito nuestras directivas médicas anticipadas en las que dejaremos constancia de cuáles son los cuidados médicos que deseamos o rechazamos. Veremos hoy cuales son los requisitos y las formas de llevarlo a cabo. 

LAS DIRECTIVAS MÉDICAS ANTICIPADAS (SEGUNDA PARTE)

En nuestra entrega anterior, nos hemos referido al debate que tiene lugar en la justicia en estos días, vinculado a la asistencia médica para acelerar el momento del fallecimiento, o como suele llamárselo “el suicidio asistido”.

Si bien la puesta en vigor de una parte de la ley referida al suicidio asistido, ha sido suspendida, existen medidas que ya pueden ser llevadas a cabo y que nos permitirán tomar decisiones relacionadas con nuestra salud anticipadamente, mediante la firma de un documento de Directivas Médicas Anticipadas.

Estas podrán ser hechas ante testigos en un formulario preparado a ese efecto por el Ministère de la Santé et des Services sociaux o podrán expresadas por acto notarial.

Sin lugar a dudas, entendemos que el acto notarial es el que ofrece las mayores ventajas y por ello recomendamos que esta forma sea privilegiada por sobre las demás:

Siendo el notario un especialista de derecho, éste se asegurará que usted reciba las informaciones necesarias sobre las consecuencias que implica un rechazo a recibir cuidados médicos.

Para ello, discutirá de sus necesidades y su situación, sin que implique en modo alguno sustituir a su profesional médico.

Finalmente, se ocupará de transmitir al registro pertinente y a su médico sus directivas,  para que este las vuelque en su dossier.

El notario se asegurará también que el otorgante tenga la edad mínima requerida (18 años), confirmará la identidad del otorgante y verificará  que su consentimiento sea claro e informado y fundamentalmente, que el otorgante expresa su voluntad libremente y sin presión alguna de otra persona.

Por último, queda aclarar que las directivas pueden ser modificadas en todo momento por cualquiera de los medios a que nos referíamos antes y que el otorgante puede revocarlas en cualquier momento mediante la presentación de un formulario previo a ese efecto.

Estimado lector, esta columna notarial, tiene como humilde pretensión, la de informarlo en forma general sobre los distintos  aspectos legales del diario vivir de una persona en la provincia de Quebec, y fundamentalmente la de motivarlo a buscar las respuestas concretas a sus necesidades con el consejo de su profesional legal de confianza.  

Rosana Gabriela Ber, Notaria

Te: 514-513-9788

rber@montreal-notaire.com 

www.montreal-notaire.com

Autor: Rosana Gabriela Ber

Notaria en la provincia de Quebec desde el año 2010, luego de seguir estudios de equivalencias y diploma en derecho notarial en la Universidad de Montreal, donde estoy a cargo de mi propio estudio. He publicado artículos en los siguientes medios: Revista del Notariado del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires; y una columna semanal de interés notarial en el Directorio Latino de Montreal. He ofrecido conferencias y seminarios para la Asociación Cervantes, Groupe Sutton Distinction, Banque de la Nouvelle-Ecosse, Banco CIBC, así como conferencias personales. Hablo tres idiomas: español, inglés, francés. Estoy casada y tengo dos hijos.

Powerball Loteria

¿Puedo jugar el PowerBall? Lo que los canadienses deben saber sobre el sorteo récord de $800 millones

colombia gente

Colombia es el país más feliz del mundo por segundo año consecutivo