in

Será un invierno largo y fuerte, según The Weather Network

Foto: María Gabriela Aguzzi V / Grupo NM

La última semana de verano en Montreal será de sol y temperaturas bastante agradables.  El domingo, de hecho, ya llegado oficialmente el otoño, la temperatura máxima será de 28ºC y la sensación de 34ºC. Pero, como decía el gran Héctor Lavoe, todo tiene su final.

El buen clima prevalecerá buena parte de lo que queda de septiembre, de acuerdo con las previsiones de The Weather Network, así como buena parte de octubre, en el que se prevé las temperaturas estén por arriba de las normales de la temporada.

La recomendación, sin embargo, es no esperar hasta el último minuto para cambiar los neumáticos por los de invierno, pues estamos en Canadá y como suele suceder, el buen clima puede esfumarse en sólo horas.

André Monette, meteorólogo de la agencia, explicó que “podemos sorprendernos por lo rápido que pasaremos de un extremo a otro”. Monette dijo que a mediados del mes que viene puede que se registre las primera nevada.

Esto debido a un domo de aire frío que invadirá el sur de Quebec.

Si bien los modelos actuales no indican una temperatura por debajo de las normales para los próximos tres meses, el domo ganará más espacio y será más intenso mientras nos adentramos en el invierno, lo que se traducirá en una estación no sólo larga, pero bastante fuerte.

“Hay altas probabilidades que tener un fuerte invierno, especialmente, en la segunda mitad de la temporada. Entre enero y marzo es bastante factible que tengamos temperaturas considerablemente por debajo de la temporada”.

Sobre la posibilidad de tener una Blanca Navidad este año, los expertos de The Weather Network advierten que las expectativas pueden ser similares a las de 2018, cuando temperaturas menos frías fueron seguidas de frío extremo, dando lugar a superficies congeladas en lugar de cubiertas de nieve.

Autor: María Gabriela Aguzzi V.

Periodista. Las calles de Caracas, Venezuela, me llevaron a escribir sobre nuestras comunidades, una pasión que también he compartido en Montreal. Luego me especialicé en periodismo económico. Hoy sigo siendo periodista, pero también soy inmigrante y también soy canadiense. La traducción y la localization se sumaron a mis skills. Mi hijo, mi familia y mi música son mi vida. Colecciono vinilos.

El gran desafío de Bianca: conservar su nuevo estatus

Air Canada contará con vuelos directos Montreal-Bogotá