in

COVID-19: Directora de Salud Pública de Montreal pide a jóvenes más vigilancia para evitar contagios

Foto: María Gabriela Aguzzi / Grupo NM

La doctora Mylène Drouin, directora de Salud Pública de Montreal, se confiesa preocupada por las cifras de COVID-19 en la ciudad.

Este martes, según lo anunciado por la administración Legault, la urbe pasó de verde a amarillo en el sistema que estableció el gobierno para determinar la gravedad de la situación. Código amarillo significa que Montreal se encuentra en estos momentos en estado de “prealerta”.

“Montreal tiene un contexto urbano propicio para una transmisión más fuerte. Este aumento nos inquieta considerablemente”.

En Montreal, entre lunes y martes, se registraron 96 nuevos casos de COVID-19, más que los 60 que se reportaron en la ciudad Quebec. A esto se le suma el hecho de que unos 125 centros educativos de la urbe tienen al menos un caso del nuevo coronavirus.

Pese a este panorama Drouin aseveró que no estamos en necesidad de cierre de actividades, sin embargo, pidió a los jóvenes de entre 18 y 30 años de edad estar más vigilantes, pues es este sector demográfico el que está siendo más afectado en estos momentos por la COVID-19.

Para la doctora, el mayor riesgo de contagio se está dando en estos momento en las reuniones privadas.

Es por ello que Drouin está pidiendo a los montrealeses cumplir con las reglas sanitarias (lavarse las manos, distanciamiento físico y uso de mascarilla), especialmente en las fiestas familiares, en los matrimonios, en los funerales, etc. Incluso, dijo, lo más recomendable es no participar en estos eventos.

Por otra parte, la directora de Salud Pública de Montreal, replicó un mensaje dado por el primer ministro de Quebec: hubo cierto relajo en el cumplimiento de las reglas sanitarias durante el verano, lo que hizo aumentar el número de contactos por caso confirmado, de 10 durante el confinamiento, a 40, 50, 80 y hasta 100 personas, en la actualidad.

Esta realidad complica el trabajo de los equipos sanitarios, a juicio de Drouin, quien dijo que entre las consecuencias se podría ver un aumento en el tiempo de espera para hacerse el examen de la COVID-19 y más personas en aislamiento preventivo.

Actualmente, en Montreal, se están haciendo 6000 exámenes por día entre semana y unos 4000 los fines de semana, lo que representa el doble de lo que se hacía antes del regreso a clases.

En la ciudad hay en estos momentos unos 24 brotes en medios laborales, siete en medios escolares y tres en residencias o establecimientos para personas de la tercera edad.

Drouin también aseveró que ha habido un incremento en el número de personas hospitalizadas, pero que el impacto aún no es visible en la red de salud metropolitana.

Autor: María Gabriela Aguzzi V.

Periodista. Las calles de Caracas, Venezuela, me llevaron a escribir sobre nuestras comunidades, una pasión que también he compartido en Montreal. Luego me especialicé en periodismo económico. Hoy sigo siendo periodista, pero también soy inmigrante y también soy canadiense. La traducción y la localization se sumaron a mis skills. Mi hijo, mi familia y mi música son mi vida. Colecciono vinilos.

Cielo brumoso en Quebec es consecuencia de los incendios forestales en la Costa Oeste

COVID-19: Quebec reporta 303 nuevos casos este miércoles