in ,

Estamos de vuelta

Foto vía Unsplash

Hemos estado en una larga y casi definitiva reclusión. No solamente a causa del virus del Covid-19, sino -y sobre todo- a causa de una larga reflexión sobre si seguir adelante con nuestro sitio o cerrar definitivamente las puertas.

Tras 10 años de mantener activo un proyecto, como el de NM, que en sí es una encomiable labor, aunque ardua y meticulosa; de pronto, las secuelas de estirar la arruga año tras año, empezaron a horadar la confianza en el proyecto en sí, y a cobijar en nosotros la idea de que quizá nunca llegaremos por lo menos al equilibrio financiero, tan necesario para trabajar sin sobresaltos.

Hasta hoy, hemos sostenido NM con nuestras finanzas personales, con nuestro intelecto y nuestra mano de obra; y desde luego contando con las valiosas y generosas colaboraciones de muchos amigos periodistas y de otras profesiones. También, y para que no quepa duda, hemos contado con notorios y vigorosos anunciantes. Pero todo ello no ha sido suficiente para colmar de manera permanente y estable, los gastos que demanda mantener encendida la flama de nuestro sueño, sin correr el peligro de que ésta se extinga el día menos esperado.

Nuestros principales redactores y nuestra agente de ventas han tenido que buscarse otras fuentes de ingresos, muy a pesar del enorme amor que le tienen a NM, y a la devoción por su profesión de comunicadores, que para ello se han formado con tanto esfuerzo.  

Nos anima el propósito de que no se extinga una voz hispana, tan indispensable para nuestra integración»

Conviene indicar que nosotros, los de NM, no hemos recibido nunca subvenciones de nadie, ni del gobierno ni de instituciones privadas; y no es que esto nos llene de un falso orgullo. Sencillamente creíamos que el modelo privado y autónomo era el más propio a nosotros, y creíamos que funcionaría. Pero, como queda dicho, no ha sido así.

Estamos, pues, en el punto en que, no teniendo aún una solución a los problemas que nos aquejan, que se resumen en encontrar fuentes de ingresos suficientes y permanentes, hemos decidido, sin embargo, darle una nueva oportunidad a nuestro sitio, aunque posiblemente será de una manera distinta. Nos anima el propósito de que no se extinga una voz hispana, tan indispensable para nuestra integración y hasta para nuestra sobrevivencia, en un medio tan diferente, y a veces difícil, como el francófono y anglófono.

Iremos introduciendo informaciones bajo un modelo un tanto distinto al de antes; con una nueva plataforma, y una nueva imagen. Posiblemente en el devenir de los meses, iremos ensayando formas que ojalá nos permitan hacernos de ingresos, para así seguir manteniendo nuestras puertas abiertas. Pero su apoyo -el de nuestros lectores, el de nuestros colaboradores y el de los anunciantes-, es vital; y queremos pensar que contamos y contaremos con ellos.

Muchas gracias.

Autor: Víctor Hugo Ortiz

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú y el diario El Nacional de Venezuela. Tiene una larga experiencia como empresario y administrador. Ha sido testigo y muchas veces actor de los grandes cambios políticos y sociales que han ocurrido en Latinoamérica. Vive en Montreal desde el año 2004 y es cofundador de NM.

Luminothérapie: una ballena ilumina la Place de festivals de Montreal

Reuniones por las fiestas podrán ser de máximo 20 personas en Quebec