in

Canadá se suma al boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de Pekín

Trudeau_Boicot_Canada
Foto: captura de pantalla CPAC

El primer ministro de Canadá anunció este miércoles que ningún funcionario del gobierno federal viajará a China en el marco de los Juegos Olímpicos de invierno que se realizarán en Pekín a inicios del 2022.

Justin Trudeau se une así al boicot diplomático lanzado por los Estados Unidos y apoyado por el Reino Unido y Australia. El mandatario señaló que la decisión tiene como objetivo enviar un mensaje claro de rechazo a los constantes abusos del gobierno chino en materia de derechos humanos.

La medida no afectará las actividades deportivas. Los atletas canadienses tendrán el derecho de asistir al evento y participar en todas las categorías. Canadá es uno de los países más destacados en deportes olímpicos de invierno y suele estar en los puestos de honor del medallero en cada edición.

El anuncio fue hecho por el propio Trudeau durante una conferencia de prensa en Ottawa. También compartió su opinión al respecto en Twitter: «Canadá sigue estando muy preocupada por los reportes de violaciones a los derechos humanos en China. Como resultado, no enviaremos ningún representante diplomático a Pekín para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de invierno», dijo el mandatario.

«Seguiremos apoyando a nuestros atletas que trabajan fuerte para competir a nivel mundial».

Trudeau hace referencia en particular a la ofensiva que el gobierno chino ha lanzado desde hace años en contra de los movimientos en pro de la democracia en Hong Kong, así como el trato que China tiene hacia la minoría uigur, de creencia musulmana, en la región de Xinjiang.

Según varias ONG, el gobierno chino utiliza la tecnología para rastrear cada movimiento de las personas que hacen parte de esta minoría y los arrestan por cualquier razón. Se estima que más de un millón de uigures, así como de otras minorías musulmanas, han sido arrestados en los últimos años. En muchos casos son enviados a campos de trabajo forzado y «reeducación», según reporta el diario El País.

Para Canadá, las relaciones diplomáticas con China siguen deteriorándose desde hace algunos meses, en particular por el caso de los «Dos Michaels», dos ciudadanos canadienses que fueron detenidos y acusados de espionaje por el gobierno chino.

Sin embargo, para muchos analistas, la medida era una forma de retaliación de Pekín hacia Canadá por el arresto de Meng Wanzhou, directiva de Huawei, quien tenía una orden de detención por parte de Estados Unidos y que Canadá cumplió en línea con los acuerdos entre ambos países.

Poco tiempo después de que una corte decidiera anular la solicitud de extradición de Wanzhou, los dos ciudadanos canadienses, Michael Kovrig y Michael Spavor, fueron liberados tras 3 años presos.

Este martes, luego del anuncio de boicot de Estados Unidos, el gobierno chino respondió de forma contundente, amenazando al gobierno estadounidense con represalias y señalando que habían violado la «neutralidad deportiva». Por el momento no se han manifestado por la decisión de Canadá de seguir el ejemplo de sus vecinos del sur.

Autor: Pablo A. Ortiz

Fotógrafo, periodista y uno de los fundadores de NM Noticias. Fotógrafo freelance del CF Montréal, Métro y La Converse. Venezolano, canadiense y montrealés.

Reuniones por las fiestas podrán ser de máximo 20 personas en Quebec

Ucrania, la manzana de la discordia