in

Ucrania, la manzana de la discordia

Fuente fotos: Youtube/ GlobalNational

Se estima que hay fundadas razones para creer que Rusia estaría a punto de invadir Ucrania, y terminar de engullirla.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en un intento de evitar lo que podría representar una catástrofe, especialmente para Europa, sostuvo una conferencia virtual con su homólogo ruso, Vladimir Putin. El encuentro duró dos horas, empezando a la 10.08 am.

Antes de la conferencia, las autoridades ucranianas, quienes están muy tensas por la situación, indicaron que Rusia había movilizado una columna de tanques y un grupo de francotiradores hacia la frontera este de Ucrania. Esta es una zona de Ucrania en la cual hay muchos simpatizantes rusos, y muchos de ellos se creen rusos, que están promoviendo la “independencia”, que en la práctica quiere decir la anexión hacia Rusia. Los rusos, en esta zona que ya está en conflicto, tratarían de aplicar la vieja maña de provocar al enemigo, para justificar la invasión.  

Aunque no se tienen detalles de lo que conversaron Biden y Putin, fuentes indican que el presidente estadounidense le habría dicho al de Rusia que si invadiesen Ucrania, Estados Unidos y sus aliados europeos responderán con fuertes medidas económicas. Igualmente, que proporcionarían material bélico adicional a Ucrania y se fortalecería la ayuda a sus aliados de la OTAN.

Los puntos de vista entre uno y otro bando parecieran coincidir en lo que ambos se acusan. Para occidente, Rusia ha venido desplegado un enorme ejército y pertrechos de guerra a lo largo de su vasta frontera con Ucrania. Pero, según el punto de vista de Putin es la OTAN la que está haciendo peligrosos intentos de expandir su presencia en territorio ucraniano, y ha estado expandiendo su potencial militar frente a las fronteras rusas.

Rusia se ha venido oponiendo tenazmente a que Ucrania entre a formar parte del grupo de la OTAN. Esta habría sido una de las cuestiones discutidas en el indicado encuentro.  

La conversación entre ambos líderes mundiales ha sido una de las más duras; en especial para la novel administración de Biden. Los prolegómenos no fueron, sin embargo, así. Putín sentado ante una gran mesa de madera caoba, en su casa de Sochi, una ciudad entre las montañas del Cáucaso y las riberas del Mar Negro, saludó a Biden con la frase: ¡Le doy la bienvenida presidente! Por su parte Biden, sentado en una mesa de reuniones en la Casa Blanca, acompañado de varios de sus funcionarios, le respondió con su estilo risueño: ¡Qué bueno verte de nuevo!, y agregó, Lamentablemente no nos vimos en persona en el G20, haciendo alusión a la pasada cumbre de líderes mundiales en Roma.

La pregunta es: Tras esa reunión, ¿el mundo está más seguro? ¿Será suficiente para evitar la invasión a Ucrania?

Algunos dicen que Putin no cumpliría lo que hoy parece una amenaza. Rusia tiene serios problemas económicos y financieros, como para embarcarse en un conflicto que le demandaría un enorme gasto. Otros opinan que precisamente es por esto por lo que provocaría el conflicto.

Se dice que Putin, que ha llevado colina arriba a sus tropas, no los va a hacer regresar sin tener alguna victoria importante. De hecho, Putin tienen varias llaves que abren o cierran el abastecimiento de la Europa occidental, como el gas y el petróleo. Pero esto es un asunto favorable a ambos lados. Para Rusia el 70 % del petróleo y el 65 % del gas que exportan al mundo va para Europa; y si bien podría cerrar las llaves de paso de estos elementos al exterior; también cerraría los cuantiosos ingresos que recibe y que son tan útiles para la economía rusa.

Mapa de Ucrania / Google

Autor: Víctor Hugo Ortiz

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú y el diario El Nacional de Venezuela. Tiene una larga experiencia como empresario y administrador. Ha sido testigo y muchas veces actor de los grandes cambios políticos y sociales que han ocurrido en Latinoamérica. Vive en Montreal desde el año 2004 y es cofundador de NM.

Trudeau_Boicot_Canada

Canadá se suma al boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de Pekín

COVID-19 en Quebec : 1807 nuevos casos