in

El affaire Djokovic: ¿La justicia australiana hizo justicia?

Novak Djokovic. Foto: Youtube

Como sabemos un tribunal federal de justicia de Australia falló a favor de la restitución de la visa para permanecer en ese país, al número uno del tenis internacional Novak Djokovic.

Se trata de un primer set ganado por el jugador, aunque no del mach todavía; porque aún se esperar la respuesta del gobierno federal, que ha amenazado varias veces con suspenderle la visa y mandarlo de vuelta a donde vino.

Pero el tiempo juega a favor de Djokovic; y el gobierno tiende a entramparse, con presiones de todos lados, y tal vez termine dando walkover a la contienda.

La decisión, pues, del tribunal, ha sido controvertida y va en contravía de las medidas que venía implementando el gobierno australiano, a fin de controlar la propagación del virus del covid-19 y su variante ómicron, la más contagiosa de las variantes.

El periódico The Age, de Melbourne, en Australia decía hoy refiriéndose a la decisión judicial:

“En cuanto a la cuestión de fondo, las reglas actuales parecen claras como el día. El formulario del Registro de Inmunización de Australia en el que se basó la Fuerza Fronteriza establece: “Una infección previa no es una contraindicación para la inmunización contra esa misma enfermedad”.

Como se sabe Djokovic y sus defensores alegaban que él había tenido covid recientemente, y por tanto estaba inmunizado contra el mal y no necesitaba vacunarse.

Al respecto el periódico dice:

“El consejo del Grupo Asesor Técnico sobre Inmunización de Australia (ATAGI) y sobre exenciones establece que las personas que dieron positivo “pueden comenzar su ciclo de vacunación o completar la segunda dosis, si ya recibieron una primera antes de infectarse por SARS-CoV- 2, tan pronto como se hayan recuperado de la infección sintomática”.

En otros términos, como dice el gobierno australiano, si Djokovic experimento solo síntomas leves después de dar positivo el 16 de diciembre, tenía semanas para comenzar su vacunación.  

El primer ministro australiano Scott Morrison, había dicho el 6 de enero pasado que: “La gente es bienvenida en Australia. Pero si no tiene la doble vacuna y no es residente o ciudadano australiano, bueno, no puede venir”.

Ahora, tanto el primer ministro Morrison, y su ministro de Inmigración, Alex Hawke, la tienen difícil.

Pero si ellos no son capaces de defender el bien colectivo, al ceder ante el bien individual, entonces no hay nada que hacer. Estamos a las orillas de un gran abismo sin fin.

Autor: Víctor Hugo Ortiz

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú y el diario El Nacional de Venezuela. Tiene una larga experiencia como empresario y administrador. Ha sido testigo y muchas veces actor de los grandes cambios políticos y sociales que han ocurrido en Latinoamérica. Vive en Montreal desde el año 2004 y es cofundador de NM.

Aeropuerto_Montreal

Estados Unidos recomienda a sus ciudadanos no viajar a Canadá

Vacuna-Covid

Quebec: Los no vacunados tendrán que pagar una «contribución de salud»