in

Djokovic deportado de Australia

Djokovic deportado de Australia

Un tribunal federal de Melbourne, Australia, rechazó hoy por unanimidad la apelación presentada por el número uno del tenis internacional, Novak Djokovic, para continuar en el país y jugar el Abierto de Australia, que empieza este lunes.

El tribunal aprobó su expulsión y horas después, en la noche, fue embarcado en un vuelo rumbo a Dubái.

Termina así toda una semana de tiras y aflojes, entre el tenista, sus familiares y muchos de sus fanáticos, contra el gobierno australiano, que desde el comienzo se negaba a recibirlo, en vista que el jugador no reunía los requisitos que la sanidad tiene establecidos en Australia, en este periodo de recrudecimiento del covid-19.

El particular, Djokovic, había soslayado de mencionar en el formulario de ingreso al país, que sí había viajado en los últimos días, antes de arribar al aeropuerto australiano; al mismo tiempo, como era ya conocido el hecho que el tenista no se había vacunado contra el covid-19, y probablemente no lo iba a hacer.

Djokovic, en principio había recibido una respuesta favorable para participar en el Abierto de Australia, por porte de la Federación local de tenis, aun sabiendo que el jugador no estaba vacunado. Pero, al llegar a Melbourne, las autoridades aduaneras, le rechazaron su visado y lo retuvieron. A los dos días, un juez federal, sin embargo, autorizó la restitución de su visa, y el jugador pudo salir de su cautiverio, y se integró a las prácticas en vista de lo avanzado de la fecha para el torneo.  

El gobierno australiano del primer ministro Scott Morrison, no era de la misma opinión de ese tribunal, expresó una y otra vez que podría deportar al jugador, y de hecho el jueves le suspendió la visa por una segunda vez.

Djokovic, apeló a esa decisión ante la justicia, la que hoy por la tarde respondió; y respondió unánimemente, decidiendo la expulsión del jugador debido a la actitud de este ante la vacuna y al hecho que, de aceptar su ingreso al país, avivaría los sentimientos antivacunas.

Hay que indicar que Djokovic había mentido u omitido ciertas informaciones en el llenado del formulario de ingreso al país, y que el jugador reconoció y se excusó, aunque responsabilizando a sus asistentes que no se fijaron en ello. Esta mentira u omisión podría haberle significado al jugador, ya no la expulsión del país, sino la apertura de un juicio por parte del gobierno, que podría haberle acarreado la prisión.

La organización del tenis internacional, ATP, por su parte, ofreció sus mejores deseos a Djokovic, y sigue recomendando “encarecidamente” la vacunación a todos los jugadores.

La cresta de la ola está por llegar a Canadá, excepto a Quebec por donde ya habría pasado

Quebec lanza un programa de formación profesional para cubrir 25 000 plazas en la educación infantil