in

Rumbo a la normalidad, pero con calma

1. Reapertura de los restaurantes en cuanto a la atención en mesas

El primer ministro de Quebec, Francois Legault anunció hoy una serie de medidas tendientes a relajar un poco más las medidas que se impusieron para combatir los efectos del Covid-19, en particular su variante ómicron.

No obstante, Legault fue insistente en mencionar que este proceso, hay que tomárselo con calma, porque existen aún numerosas incertidumbres sobre la evolución de la pandemia.

Las medidas de desconfinamiento anunciadas, podemos resumirlas así:

Primera fase: A partir del lunes 31 de enero del 2022

  1. Reapertura de los restaurantes en cuanto a la atención en mesas, hasta un máximo del 50% de su capacidad; y un máximo de 4 personas en cada mesa, que pueden provenir de dos hogares diferentes. Esta medida también concierne a las cafeterías de chalés de ski.
  2. Podrán abrir sus puertas, con un máximo del 50% de su capacidad, El Biodôme, los aquariums, el Jardin botanique y el Planétarium.
  3. Las reuniones privadas podrán hacerse con un máximo de 4 personas, y de dos hogares diferentes como máximo.
  4. Las normas en cuanto al teletrabajo continúan como están. Sin variaciones por el momento.
  5. Las actividades deportivas de los escolares menores de 18 años, ya sea en gimnasios u otros lugares habituales, podrán comenzar el próximo lunes igualmente, considerando 25 personas como máximo; y en los vestuarios el 50% de su capacidad. Este levantamiento de restricciones va en provecho de las actividades de entrenamiento, ya que las competencias aún no están permitidas.
  6. En los CHSLD, residencias públicas para ancianos, se permitirá la presencia de dos personas que ayuden al residente, pero una a la vez. En las residencias privadas se permite el doble de personal de ayuda, pero dos cada vez. En los comedores y centros de recreación de esas residencias, se deberá respetar las consignas de 4 por mesa.

Segunda fase: A partir del 7 de febrero del 2022

  1. Reapertura de los cines, anfiteatros y salas de espectáculos a un 50% de su capacidad, y como máximo 500 personas al interior, y 1000 personas al exterior.
  2. Los lugares de culto (iglesias, oratorios) podrán recibir en su interior un máximo de 250 personas.
  3. En los salones funerarios, el máximo será de 50 personas. Pero a los que asistan allí no tendrán la obligación de presentar el pasaporte de vacunas. Esta concesión fue considerada por el gobierno como una excepción “humanitaria”.

—–

En cuanto a las actividades deportivas o recreativas para adultos, como gimnasios y spas, las medidas de desconfinamiento vendrán en una tercera fase, aún no prevista.

La crisis en Ucrania: El papel de Canadá

Temores de un fin de semana de pesadilla en Ottawa