in

Convoy de camioneros: La cita es ahora, en la ciudad de Quebec

Grupos de camioneros se dirigen hacia la ciudad de Quebec

Quizá Quebec pensaba que podría salvarse de la ira de los camioneros y sus adheridos; al fin y al cabo, su gobierno en aras de la paz había desistido de aplicar un impuesto a los no vacunados.

Pero para los camioneros y sus adheridos, esos gestos ya no son suficientes. Han pasado de reclamar por el pasaporte de vacunas que les exigen en la frontera con los Estados Unidos, a demandar el levantamiento de todas las medidas sanitarias. Una exigencia que parece difícil de complacer, por ahora.

 Algunos, sin embargo, dicen que esos pedidos son sólo un pretexto, porque lo que quieren es desestabilizar al país y atentar contra la democracia.

Lo cierto es que a Quebec city, le espera un fin de semana difícil. Peor aún, esta inesperada visita de los camioneros acontece justamente cuando se aprestaban a celebrar el Carnaval de Quebec; y están previstas un sinnúmero de actividades y se esperaba una buena cantidad de visitantes.

Hay muchas calles cerradas en función de las actividades programadas. Pero también ante la llegada inoportuna de los camioneros, se han establecido medias de protección al local del parlamento quebequense.

El joven alcalde de la ciudad, y nobel en el cargo (asumió en noviembre 2021), Bruno Marchand, tendrá una prueba difícil este fin de semana; tendrá que tomar decisiones, posiblemente drásticas, porque de algún modo lo ha anunciado. La alcaldía no tolerará desbordes, ni actos de violencia, ni mucho menos una pretendida “toma” de la ciudad.

Los líderes de los partidos políticos, que tienen su sede en el parlamento quebequense, han expresado su desacuerdo con esta manifestación, visto lo que sucede en Ottawa,

El jefe de Québec solidaire, Gabriel Nadeau-Dubois, dijo hoy que protestar contra las medidas sanitarias, es manifestar contra la “solidaridad”; y además significa “arruinar” el fin de semana de las familias quebequenses. Ningún diputado de su partido irá a reunirse con los manifestantes del llamado convoy de la libertad, agregó Nadeau-Dubois.

El líder del Parti québécois, Paul St-Pierre Plamondon, reflexionando al respecto diciendo que “el peligro que existe en momentos de pandemia, cuando uno está fatigado, es que la derecha y la izquierda radicales no toleran discursos diferentes a los de ellos”

Y agregó, que los camioneros tienen el derecho de manifestar, y él los escuchará, pero bloquear la ciudad eso no lo va a tolerar.

El primer ministro François Legault, consultado al respecto dijo que los diputados de su partido no estarán presentes en la ciudad este fin de semana, y rechazan encontrarse con los manifestantes; afirmando también que no tolerarán ningún alboroto.

Por su parte la lideresa del parti Liberal du Quebec, Dominique Anglade, remarcó que visto lo acontecido en Ottawa, el gobierno de la CAQ debería enviar un mensaje claro a los manifestantes.

Autor: Víctor Hugo Ortiz

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú y el diario El Nacional de Venezuela. Tiene una larga experiencia como empresario y administrador. Ha sido testigo y muchas veces actor de los grandes cambios políticos y sociales que han ocurrido en Latinoamérica. Vive en Montreal desde el año 2004 y es cofundador de NM.

Encontrado muerto propietario de gimnasio que el año pasado desafió las reglas sanitarias en vigor

Camioneros en Quebec: Volveremos en dos semanas para un “Woodstock” de la libertad