in

Otra epidemia a la vista: La guerra

Mapa de Ucrania y Rusia. Foto Youtube

Hoy, (viernes 11 de febrero) las alarmas de una guerra inminente han sonado claramente en el mundo occidental.

Empezando por Estados Unidos, temprano el presidente Joe Biden se contactó de urgencia con sus principales aliados, entre ellos el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para comunicarles su preocupación ante una casi inminente invasión rusa a Ucrania.

En la conferencia, telefónica, participaron además de Trudeau, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, el presidente del consejo italiano, Mario Draghi, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Tras esta reunión, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, apareció ante los medios de comunicación, para remarcar ante los estadounidenses, que la invasión rusa podría comenzar en cualquier momento, e instando a los norteamericanos residentes en Ucrania a abandonar ese país lo más rápido posible.

Luego Sullivan, fue más puntual en sus comentarios, diciendo:

«No podemos precisar el día y no podemos precisar la hora. Pero lo que podemos decir es que existe una posibilidad creíble de que se lleve a cabo una acción militar rusa incluso antes del final de los Juegos Olímpicos»; los que deben concluir en Beijing, el domingo 20 de febrero.

Ya en otro momento, el presidente Biden, se expresó de manera más contundente con los residentes estadounidenses en Ucrania: “Deben irse lo antes posible, y en cualquier caso en las próximas 24 a 48 horas”; porque -y esto es lo más asombroso- los militares no los rescatarían.

Mensajes parecidos al de Estados Unidos, fueron emitidos en cascada por varios países europeos, incitando a sus conciudadanos a salir inmediatamente de Ucrania, entre estos están Reino Unido y Países Bajos.

En la Casa Blanca se cree que la invasión rusa podría comenzar con un ataque aéreo, que podría costar muchas vidas civiles; y con disparos de misiles hacia objetivos que puedan provocar derrumbes y cortar vías terrestres y ferroviarias.

Otros entendidos en la materia creen que la incursión rusa podría empezar por Donbás, la región de Ucrania en cuasi poder de las fuerzas separatistas prorrusas, que mantienen continuas escaramuzas con las tropas ucranianas.

Ante este escenario, un tanto apocalíptico, con el mundo aún sufriendo por la pandemia ocasionada por el Covid-19; con las economías aún en fase de inicio de recuperación, con una gran inflación de precios por todos lados; y más recientemente con la revuelta de los camioneros y otros enemigos de las medidas sanitarias, se daría paso a una guerra, que puede ser duradera, como eterna; que puede solo implicar a parte de Rusia y a Ucrania, o puede extenderse por toda Europa. El tiempo lo dirá.

Autor: Víctor Hugo Ortiz

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú y el diario El Nacional de Venezuela. Tiene una larga experiencia como empresario y administrador. Ha sido testigo y muchas veces actor de los grandes cambios políticos y sociales que han ocurrido en Latinoamérica. Vive en Montreal desde el año 2004 y es cofundador de NM.

Candice-bergen-Canada

El partido conservador cambia de tono: Es hora de levantar las barricadas

Felix-Auger-Aliassime-Canada

Un brillante Auger-Aliassime gana su primer título ATP