in

Un Super Bowl … súper

Super Bowl 2022 en Los Angeles

Cuando la gente iba saliendo del casi flamante SoFi Stadium de Los Ángeles, en California, tras haber visto la victoria del equipo de casa -los Rams de Los Ángeles contra los Bengals de Cincinnati-, la adrenalina fluía aún a millón; y no cesaban de expresar su entusiasmo y satisfacción por lo que acababan de vivir.

– ¡Súper!, ¡cool!,  ¡glorious!, decían;

y muchos latinos de origen, también expresaban su alegría. Para empezar, decían, el estadio es maravilloso; el espectáculo, el partido, todo estuvo perfecto. Aunque algunos de ellos se lamentaban, porque su equipo no ganó, pero igual estaban contentos con la experiencia.

El Super Bowl, es pues una fiesta increíble, que reúne cada año a millones de personas; tanto a aquellas que tienen la suerte de estar en el estadio, como el resto que sigue atento a la televisión, sin perderse detalles, porque hasta los comerciales son buenos, y ni hablar del espectáculo de medio tiempo.

En Canadá se ha visto el Super Bowl, a través de las señales americanas, o algunas estaciones locales; pero no podemos ver los comerciales, los que se pasan en el estadio, porque cada televisora que no es la oficial para reportar el evento, a la hora del corte transmiten sus propios mensajes publicitarios.

Entre los anunciantes, que pagaron millones por unos segundos de exhibición, figuraron las marcas que por lo general siempre están como Budweiser, Cheetos, Taco Bell, General Motors. Pero en el Super Bowl del domingo, debutaron otros tantos, como el sitio de viajes Booking.com; cryptocurrency exchanges, Coinbase Global, FTX y Crypto.com.

Y aunque en el estadio no se veía ninguna máscara de protección, ni sabemos si habrán demandado el pasaporte de vacunas, porque todo allí parecía como antes, de pronto la compañía Cue Health en medio del holgorio, mostró un dispositivo de prueba del Covid-19, para uso en casa; y la voz femenina del comercial era nada menos que la nueva Mujer Maravilla, Gal Gadot.

El partido en sí fue muy disputado. Tras la vuelta del medio tiempo parecía todo inclinarse a favor de Cincinnati. El marcador exhibía a su favor 20 puntos contra 16 de los de casa. El tiempo avanzaba y parecía que ya no habría posibilidades de revertir el puntaje para Los Ángeles.

Fue allí donde las cámaras se concentraron en Sean McVay, el entrenador de los Rams, quien daba instrucciones tapándose la boca con una cartilla. Le fallaron los lanzamientos largos, porque para colmo su receptor estrella Odell Beckham Jr., había abandonado antes el campo por lesión. El asunto ahora era avanzar yarda por yarda, y cada avance fue metódico y muy esforzado, hasta que faltando unos cuantos minutos lograr los seis puntos para llegar a los 22; luego un tiro de pie logró el punto de no retorno, los 23 con los que ganó. Cincinnati no subió de los 20 que había obtenido.

Autor: Víctor Hugo Ortiz

Economista de formación y periodista de vocación. Estudió en Chile, Perú y Venezuela. Trabajó en los periódicos La Gaceta y La Industria de Perú y colaboró para los diarios La Prensa de Perú y el diario El Nacional de Venezuela. Tiene una larga experiencia como empresario y administrador. Ha sido testigo y muchas veces actor de los grandes cambios políticos y sociales que han ocurrido en Latinoamérica. Vive en Montreal desde el año 2004 y es cofundador de NM.

Felix-Auger-Aliassime-Canada

Un brillante Auger-Aliassime gana su primer título ATP

El pasaporte de vacunas llega a su fin el 14 de marzo en Quebec